¿Qué es una criptodivisa?

By SIRIN LABS Sep 28, 2018

Breve historia sobre Bitcoin y las criptodivisas.

A pesar de todo lo que se habla en los medios sobre lo bueno y lo maño de la criptodivisa, Bitcoin, y la especulación sobre la infame burbuja de la Bitcoin, se habla muy poco sobre qué es realmente una criptodivisa, y el papel que podría jugar en una economía global.

Para comprender qué es una criptodivisa, es útil empezar por el principio. Bitcoin, la primera criptodivisa, fue lanzada en el año 2009 por Satoshi Nakamoto, una persona o grupo de personas anónimas, como un proyecto de código abierto, lo que significaba que cualquiera podía tener el código y adaptarlo a sus propias necesidades o intentar mejorarlo. La idea era crear una divisa descentralizada, digital y global que pudiera usarse de forma peer-to-peer (de una persona directamente a otra), sin necesidad de implicación de agencias externas, empresas o gobiernos.

Para evitar la influencia externa, solo un número finito de Bitcoins verán la luz, y no hay forma de crear más. Además, cualquier cambio en las reglas o funcionalidad de la codificación de la Bitcoin requiere que todos los portadores dentro de la comunidad voten el cambio, con una regla de mayoría simple, permitiendo que aquellos que están involucrados directamente decidan el futuro de la divisa.

El objetivo final de Bitcoin era establecerse como una divisa global importante y universal. Aunque ciertos individuos de la comunidad tecnológica estaban excepcionalmente entusiasmados con la idea, cuando la Bitcoin comenzó a atraer la atención nacional en el 2006/2007, quedaron claros dos defectos importantes.

  • El escalamiento
  • La minería

Debido a la naturaleza compleja del procesamiento de transacciones con Bitcoin, es increíblemente difícil alcanzar el umbral necesario para la adopción masiva a escala global. Existen un número finito de transacciones que pueden ser realizadas por segundo, lo cual supone una barrera enorme a la hora de escalar, y el proceso y el coste de la minería de Bitcoin pueden ser prohibitivamente caros dependiendo del valor de Bitcoin. Estos problemas se combinan entre ellos creando tiempos de espera para la transacción que podrían ser de horas.

Reconociendo estos problemas, junto con el increíble potencial que tienen las criptodivisas, algunos proyectos iniciaron sus propias criptodivisas con el objetivo de mitigar estos fallos, y con la intención de mejorar los avances que Bitcoin había creado. El proyecto más notable fue Ehtereum.

Ethereum fue desarrollado como una tecnología blockchain de segunda generación y fue creado para mejorar algunos de los puntos débiles de Bitcoin, y para ampliar el potencial de la tecnología instituyendo funcionalidades como los contratos inteligentes, manteniendo al mismo tiempo muchos de los ideales descentralizados como un consenso del 51% necesario para establecer los cambios en la norma. Aunque Ethereum realizó algunos avances significativos a la hora de mejorar la viabilidad de crear una divisa digital global adoptada masivamente, algunos de los fallos como las transacciones por minuto, aún no cumplían con los objetivos necesarios, y cada transacción seguía teniendo costes y comisiones asociados.

Comprendiendo que para conseguir una adopción y uso a nivel global, deben superarse estos dos principales obstáculos, varias empresas de tecnología blockchain de tercera generación (como Cardano e IOTA) han estado desarrollando tecnologías rápidas y sin comisiones.

Esto nos lleva a la actualidad. Varias empresas están intentando lidiar con la viabilidad de usar criptodivisas como una economía global digital. Una vez que las empresas de tecnología blockchain puedan superar los problemas relacionados con la escalación (transacciones por segundo) y costes (comisiones por transacción), SIRIN LABS ya habrá lanzado nuestro primer teléfono inteligente habilitado para blockchain y criptodivisa, haciendo que el mundo descentralizado sea accesible y comprensible para todo el mundo.

[js-disqus]
TelegramSubscribe